Pasar al contenido principal

Actualidad

La mayoría silenciosa

Llevamos un tiempo en el que da la sensación de estar fraguándose algo importante. Parece que no hubiera día en el que algún suceso o noticia no nos acercara un poco más a una reconfiguración de nuestra sociedad, sea a nivel político, económico o social. Es más que posible que sea sólo una percepción particular y que dentro de unos meses, no digamos ya unos años, nos habremos olvidado de primas de riesgo, rescates, manifestaciones multitudinarias o consultas independentistas.

Un verano para pensar

La canícula invita poco al pensamiento. Será también por el tópico aquel: en verano nunca pasa nada. Quizás sea este uno de los pocos tópicos que habría que salvar de la quema: qué tranquilo queda el mundo cuando dejamos de enredar en él. Apenas hay agitación y todo parece respirar una calma chicha. Eso es lo que permite que hechos menores reciban una atención desmedida. Acciones intrascendentes en las que apenas repararíamos si el galope del curso y la actividad diaria nos arrastraran como hacen de septiembre a junio.

Votos y pitos

Año 2080. Festival de Eurovisión. La canción española gana el festival gracias a los votos de los dos últimos participantes, Cataluña y País Vasco, que han otorgado doce puntos al país al que pertenecieron durante tantos siglos. La euforia se desata en lo que antaño fuera la piel de toro, calificativo que ha quedado obsoleto por la independiencia política de dos de sus regiones. Es más que posible que esta situación les pueda parecer utópica a unos y desastrosa a otros.

La realidad económica

Por desgracia estamos bastante acostumbrados a oir esta expresión. Como si nos bastara con el mundo físico, otros muchos vienen a acompañarlo y a ejercer una influencia muy notable en nuestros días. Una nueva metafísica viene a presentarse ante nuestros ojos, precisamente ahora que parecía que habíamos abandonado cualquier ímpetu especulativo alrededor de la realidad.

Izquierda, expropiación y moralismo político

Una de las cuestiones más antiguas de la filosofía política trata de establecer la relación existente entre la ética y la política. Y en este ámbito, la tradición marxista siempre ha mantenido una postura de vanguardia. Hay en el marxismo una doble actitud ante la moral: por un lado se la critica como uno más de los elementos de la superestructura, pero por otro se evita cualquier tipo de amoralidad, ya que se habla de la igualdad esencial del ser humano y la solidaridad entre los pueblos.

El nazi que hay en ti

Abrumados como estamos con tanto recorte, tanta crisis y tanta mercadocracia, apenas prestamos la atención que debiera a resultados electorales que se están produciendo en algunos países europeos. Decía Adorno que el único sentido que podía tener la educación de un país es que Auchwitz no se repita.

¿Somos tontos los ciudadanos?

Hay una opinión abrumadoramente mayoritaria sobre la nacionalización de YPF por parte de Argentina: a largo plazo supondrá una pérdida de inversión en el país, mientras que a corto plazo implicará una ola de populismo político en favor de la presidenta argentina. No se discute aquí si es una nacionalización legítima o no, o si la decisión es la más adecuada para los intereses de Argentina.

Votar la corrupción

Los resultados de las elecciones andaluzas de ayer recuerdan mucho lo que ocurrió en la Comunidad Valenciana en las últimas autonómicas. El paralelismo es sencillo: dos partidos sospechosos de corrupción en la última legislatura han vuelto a resultar elegidos. Y vuelve también el sectarismo de los medios: los periódicos conservadores que en su día callarón con la victoria popular levantan hoy todas las críticas contra el resultado andaluz.

Acción sindical en el siglo XXI

Explicar a Marx en vísperas de una huelga general que responde a una reforma laboral que recorta derechos de los trabajadores es tan estimulante como frustrante. Estimulante porque la actualidad viene cargada de noticias que muestran la vigencia del filósofo alemán. Y frustrante porque asombra ver el poco interés que existe entre la juventud por todo lo que está aconteciendo en el mundo político, social y económico.