Pasar al contenido principal

Enseñanza

Promoción en la docencia

Recientemente recibía la evaluación negativa de la ANECA dentro del proceso de acreditación para ser profesor universitario. Desde la última reforma universitaria, y tratando de evitar la endogamia, se ha instaurado una certificación previa de una institución nacional, cuya acreditación no garantiza un puesto docente en la enseñanza superior, sino que tan sólo permite presentarse a los procesos de selección.

Docencia y modelos morales

Una frase de la sabiduría popular nos recuerda que no hay mejor forma de enseñar que "predicar con el ejemplo". El decir y el hacer se entrelazan y se ayudan mutuamente cuando el profesor (cabría incluir al padre/madre o a cualquiera que esté dispuesto a defender una idea) es coherente con aquello que dice, lo pone en práctica y muestra a los alumnos, con su forma de vida, que es posible vivir según ciertos valores, normas y pautas.

P&C: condiciones laborales del profesorado

Una de las diferencias existentes entre la enseñanza concertada y la pública se refiere a las condiciones laborales del profesorado. Pese a que los profesores de ambos sectores se dedican profesionalmente a la misma actividad, no se puede decir ni mucho menos que lo hagan en las mismas condiciones.

De filósofos e interpretaciones

La tarea docente viene marcada siempre por ciertos rasgos personales. Aquello de "cada maestrillo tiene su librillo" es más que un mero refrán. La forma de dar clase, los materiales seleccionados, los criterios de evaluación, la metodología... son tantas y tantas las variables que intervienen en el transcurrir de una clase y una asignatura que se hace poco menos que imposible unificarlas.

P&C: escolarización del alumnado

Uno de los asuntos más controvertidos y espinosos en la polémica entre la enseñanza pública y la concertada hace referencia a la distribución del alumnado. Desde la enseñanza pública se acusa a la concertada de mantener estructuras y prácticas elitistas que les permiten seleccionar el alumnado.

P&C: ¿Quién teme el concierto del bachillerato?

Los rumores sobre el próximo concierto educativo del bachillerato se llevan oyendo varios años en la enseñanza. Los mentideros educativos dicen que se sabe incluso de dónde va a salir el dinero y que el acuerdo con los sindicatos de la concertada es total, mientras que estaría pendiente el "espinoso" asunto de irle con el cuento a los sindicatos que representan y defienden la enseñanza pública. Los más enterados cifran en el año 2011 el acuerdo.

El bilingüismo como marca

Desde las últimas elecciones autonómicas quedó muy claro que el bilingüismo debía convertirse en una seña de identidad de los diecisiete sistemas educativos que conviven en el territorio nacional. Con diferentes matices y políticas diversas, cada comunidad autónoma ha intentado implantar la enseñanza bilingüe en muchos de sus centros.

P&C: concierto educativo e ideario

La política de conciertos educativos interesaba a las dos partes implicadas: por un lado, el estado vio en este acuerdo la única via posible de garantizar el derecho a la educación de todos los individuos. En los años ochenta la red de centros públicos no podía acoger a todo el alumnado, por lo que el concierto se convirtió en la solución ideal para que todos pudieran, en principio, acceder a una educación "pública y gratuita". Por otro lado, los colegios encontraron en las propuestas ministeriales una garantía de continuidad.

¿Para qué aprender?

Todos los implicados en el sistema educativo vivimos en cierta forma dejándonos llevar por la intuición tan elemental como contundente de que aprender merece la pena. Sólo cuando se plantean interrogantes tan aparentemente insulsos como el que titula esta anotación empiezan a surgir las divergencias. Y es que el para qué de un sistema público de enseñanza puede tener varias lecturas, entre las cuales quisiera destacar al menos dos: la del político o el gestor educativo y la de cierto grupo de profesores (ojalás fueran la mayoría).

León: ¿Laboratorio educativo?

Algo huele a podrido en alguna provincia, cuando la dirección provincial de educación de la misma devuelve los horarios y los agrupamientos al 60% de los centros educativos. Pues esto es, ni más ni menos, lo que ha ocurrido en este comienzo de curso en León, donde los profesores, padres y alumnos han unido sus fuerzas para reclamar lo que consideran una educación de calidad.