Pasar al contenido principal

La filosofía del siglo XXI

Reflexiones filosóficas en torno a las consecuencias de la red
Lamentablemente la actividad de esta bitácora en estos meses veraniegos no ha sido, hasta ahora, muy gratificante: estar al tanto de las maniobras del ministerio respecto a la filosofía, y mostrar nuestra solidaridad con la población londinense que sufrió los atentados de la semana pasada. Por eso, recibir noticias de Daniel López Salort siempre es de agradecer, pues viene a dar un tono filosófico a este espacio que nunca debería dejar de serlo. La semana pasada, nos avisaba de la publicación en Konvergencias de Cybercultura: cumbres y abismos, una ponencia presentada en el Congreso Internacional de Filosofía, organizado por la Sociedad Argentina de Filosofía. La lectura del texto es muy recomendable y no sólo para filosófos o gentes interesadas en filosofía sino para todos aquellos a los que la red les resulte atractiva. Y es que la labor que el texto de Daniel refleja responde a la perfección al título de esta anotación. La eterna pregunta de ¿qué es filosofía" puede responderse desde este texto: pensar la realidad presente. Eso es lo que hace Daniel en su reflexión: tratar de evaluar las consecuencias que la masiva incorporación de las nuevas tecnologías, y particularmente de internet, tendrán en las sociedades humanas. Internet cambia la cultura y debemos pensar sobre ello. Esto es filosofía, y filosofía de la que hace falta, de la que nos ayuda a interpretar todo lo que nos rodea. Y esto es, por cierto, lo que cada vez tendrá, por lo que se ve a partir de la reforma, menos lugar en nuestro sistema educativo, donde como sabeis pretenden convertirnos en "educadores en la ciudadanía" (como si no lo hubiéramos venido haciendo hasta ahora) más que en filosófos. ¿Puede un educador en la ciudadanía "perder su tiempo" en pensar sobre la tecnología" Y a partir del texto, se extrae, entre otras, una conclusión muy clara: la filosofía tiene la obligación de incorporar la red y sus implicaciones dentro de su reflexión ("filosofía de internet", se me ocurre...) pero también tiene el deber de "filosofar" con la red, de extender su discusión a la red, y colonizar al menos una pequeña parte, para tener una presencia que a día de hoy es tan necesaria como débil ("filosofar internet", valga la expresión...). Por ello textos y reflexiones como la de Daniel contribuyen a hacer de internet un lugar más filosófico, por lo que le felicitamos desde aquí en su tarea. Ojalá hubiera muchos autores como Daniel, dispuestos a enfrentarse a los retos de una realidad tecnológica y a incorporarlos en su quehacer cotidiano.

Internet al igual que ocurrió con la televisión cuando se masificó entre la población, será un medio de comunicación de primer orden en los hogares de todas las familias. Pero tampoco debemos esperar milagros, igual que la televisión paso de ser la octava maravilla a la terrible manipuladora de la población (con bastante razón de ser en estos tiempos) a Internet le pasará cosa parecida. Traerá cosas muy buenas y tremendos problemas (diversos delitos relacionados con la pornografía, manipulación de menores, creación de redes de comunicación terrorista internacional, programas de espionaje masivo de nuestros mensajes para encontrar terroristas, como ha anunciado el Reino Unido, dependencias obsesivas de ciertas personas de internet...) al final serán iguales los resultados, las personas con suficiente inteligencia o madurez sabrán utilizarla bien. Entramos entonces en el capítulo, de saber si educaremos a nuestros jóvenes bien, es decir, en saber si eso de educación "para la ciudadania" creará monstruos en vez de personas maduras. Ser buen ciudadano es ser...peligroso, si sólo se da una visión univoca desde esas clases, o si no se fomenta el debate, y todas las ideas para que no piensen que se les está engañando. Un ejemplo, el archifamoso en su monento "libro de Sofía" según tú Miguel, sería un buen libro de lectura para conocer como las ideas filósoficas han influido en la historia. O te parece un libro light para aprender por unos jóvenes. Un saludo

¡Hola Gonzalo! El libro de J. Gaarder me parece interesante como una iniciación a la filosofía. Es un modo de divulgar filosofía y ponerlo a la altura de los estudiantes u otros posibles lectores. Lo ideal es comenzar por ahí, y luego dar el salto a leer a los autores que más interés puedan despertar. Sé que hay quien lo considera una especie de filosofía "degradada", y que traiciona la complejidad propia de cada sistema. Sinceramente, no estoy de acuerdo, porque la tarea divulgativa me parece válida y necesaria (ese es, en cierta forma, el sentido de toda esta página...) ¡Saludos!

Acabo de entrar aquí. Me ha gustado mucho la forma de tratar el tema de la Escuela de Frankfurt, y deseo felicitar a los miembros encargados de tener la delicadeza de tratar la Filosofía de modo que llegue a los más profanos. Ha sido un verdadero placer.Gracias por regalar conocimiento por el placer de hacerlo, es todavía aún más grato...