Pasar al contenido principal

Leer (filosóficamente) una guerra

Guerra: etnocentrismo, progreso, política y ética

Advertencia: Esta anotación no es, ni mucho menos, una valoración de la decisión del gobierno de participar activamente en la guerra de Libia, considerada por algunos sectores de la sociedad una acción humanitaria. Lo que interesa en esta ocasión es que la guerra y el discurso que la acompaña puede interpretarse desde algunas de las cuestiones candentes en el mundo del pensamiento. La cuestión de hoy en esta bitácora no es un sí o un no a la guerra, es decir, una toma de postura desde la filosofía hacia la acción armada. Démosle la vuelta: veamos cómo afecta la guerra a la propia filosofía. Puede que nos demos cuenta de que la discusión filosófica da vueltas a temas que se responden en el plano de los hechos. La primera de ellas: el relativismo cultural. Se trata de uno de los discursos filosóficos dominantes. Todas las culturas valen lo mismo, y de aquí se desprenden actitudes como la tolerancia o el respeto, mimbres indispensabes de la gran unión cosmopolita de pueblos de la que nos habla Kant, que no era precisamente un relativista. Primera cuestión filosófica que despeja la guerra: todas las culturas no valen lo mismo.

Si nos fiamos de las palabras, parece que esa especie de "complejo" que lleva décadas acompañando al discurso occidental ha desaparecido por completo. Quienes nos vienen hablando en el plano internacional de la tolerancia de las culturas y del respeto a la diversidad afirman ahora de manera rotunda y sin fisuras que la democracia es superior a la dictadura como modelo político y que los derechos humanos son un código irrenunciable. Parece que occidente deja de lado el miedo al etnocentrismo y asume que hay ciertas pautas políticas y culturales que sí que representan un progreso respecto a otras manifestaciones. Otra cuestión despejada: el progreso existe y lo representamos nosotros. La idea que ha sido el blanco de la ira de los intelectuales y filósofos durante el último siglo recupera su valor. No en el plano filosófico, donde seguiremos discutiendo el asunto, pero sí, por ejemplo, en esa filosofía que nos ofrecen todos los diarios que no es otra que la de los hechos, que hablan por sí solos tanto como los discursos filosóficos.

Algún malintencionado podría desconfiar del discurso oficial y pensar que detrás de la guerra se esconden intereses no tan humanitarios como los que se nos cuentan. Hay que ser muy malicioso, pero es una posibilidad: puede que el pueblo libio no le importe demasiado a los países "aliados", sino que haya motivos económicos y energéticos. Esta interpretación nos resuelve otro de los temas eternos de la política: su fin último. Dejémenos de tanto hablar del bien común y del bien social y empecemos a tener claro que Maquiavelo tenía razón: la política es el arte de mantenerse en el poder. El buen príncipe es el que dura, y la tesis se puede aplicar a los gobiernos democráticos. No sólo sabríamos así cuál es el objeto propio de la política sino que también despejaríamos la cuestión de su relación con la ética: ninguna. Se ocupan de aspectos distintos de la acción. En cualquier caso, al margen de la versión de la guerra que estemos dispuestos a tragarnos, los filósofos están de enhorabuena: la vía de los hechos despeja algunos de sus problemas. Igual que el movimiento se demuestra andando. El poder se demuestra ejerciéndolo. Que viva la fiesta (filosófica).

La guerra muestra muchas cosas. Por ejemplo, que la idea de que la violencia rompe el principio básico(pragmático) de la comunicación, es una falsedad. La violencia es el "probando, probando" que se lanza desde el emisor (y el emisor somos- ¿somos? - los de arriba) para que el receptor tenga a bien abrirse de orejas para recibir el mensaje. Condición trascendental de la comunicación en momentos de idiotismo: la bofetada que nos despeja la borrachera. La violencia sirve, recibe premio. La guerra ¿muestra la torpeza o tontuna del relativismo?Realmente si todo vale lo mismo, nada vale y si no vale (nada) pues podemos (cínicamente) bombardearlo sin sentir superioridad --- se bombardea no para cambiar el régimen, dicen, sino para proteger a las víctimas del regimen en el tiempo del ahora, por lo que uno puede esperar que la cosa dure eternamente. Por otro lado, se apuesta por el cambio de régimen (y se dice esto y lo anterior sin que el principio de no-contradicción tiemble dado que se debe decir en tiempos distintos o en aspectos distintos). Se apuesta por la democracia. Pero la democracia es el régimen que carece de contenido y cada vez parece más vacío y se muestra ahora como una sombra desfigurada e invertida de los regímenes autoritarios (los amigos de antes) de igual modo que antes era la sombra invertida en la lucha contra el fundamentalismo o al qaeda, esa al qaeda de Gadafi, habilmente, dice que está detrás de los rebeldes (¿tendrá razón?) y como aliada de los cruzados. Bombardeamos Libia creo que sin necesidad de afirmar la superioridad moral o cultural de occidente. Como un viejo que en el último estertor siente una erección que de nada sirve ni va a llevar a nada, aunque el viejo muera anhelando la última conquista. Filosofar es pensar a pesar del asco por la "fruslería" de tanto pensar como anda suelto. Abrazos bélicos (pum pum) Fuerza y Honor, camarada.

Una brevisima anotación referente al "relativismo": No se trata de afirmar que "todas las culturas valen lo mismo". Esta es una afirmación que podría ser calificada como ingenua. Lo que se quiere decir es que, como ya hace tiempo afirmó Moore, los pensadores actuales, en el s.XXI, subrayan que, "hay que rechazar la creencia en que las cuestiones sobre valores tienen UNA SOLA RESPUESTA CORRECTA"..(Amartya Sen,"La idea de la justicia", 2009)

“hay que rechazar la creencia en que las cuestiones sobre valores tienen UNA SOLA RESPUESTA CORRECTA” ¿Significa esto que todas son correctas? Si todas no son correctas, ¿cuál es el criterio de corrección? “hay que rechazar la creencia en que las cuestiones sobre valores tiene UN único criteio de corrección” ¿Todos los criterios de corrección son correctos? Si todos no son correctos, ¿cuál es el criterio de metacorrección? ¿sólo hay uno? etc.......