Pasar al contenido principal

Un análisis de la mirada a la humanidad del siglo XXI: Del conocimiento real de qué es y cómo ser mejor persona

El siglo XXI es caracterizado por la expansión de la soledad y esas ansias ultravaloradas por obtener calidad de vida. La calidad de vida debe entenderse de la siguiente manera: así como la madera depende del fuego para generar calor, cultivar el ser depende de ciertas semillas que hacen crecer a la persona, en esa tierra llamada humanidad. El siglo XXI demanda la necesidad del conocimiento antropológico del acceso al ser personal. El siguiente estudio ofrece algunos caminos que guían al proceso del conocimiento personal y aquello que hoy llamamos la formación de la identidad.

Archivos adjuntos