Pasar al contenido principal

¿Qué es boulesis.com? Empieza aquí

Ética. Primera Evaluación XIII (Curso 2012-2013)

Términos generales y el diálogo como actitud moral

1.- Ética y moral: explica ambos conceptos así como la relación que puede haber entre ambos, poniendo un ejemplo en el que se vea esta relación(2 puntos)

2.- Explica cómo concibe Aristóteles al ser humano y qué consecuencias tiene esta concepción en la política. (2 puntos)

3.- Ideas más importantes de la ética del discurso de Habermas (2 puntos)

4.-Define los siguientes conceptos: (2 puntos, 0,5 cada uno de los términos)

  1. Poder:
  2. Política:
  3. Realismo político:
  4. Ética negativa:

5.-Lee el siguiente texto y contesta las preguntas que aparecen al final (2 puntos).

“Tras el revuelo organizado por el movimiento 25-S ha empezado a acusarse a sus defensores de practicar la antipolítica. Serían, según una versión que suele provenir de la “política institucional”, movimientos similares a los que en los años treinta del siglo pasado acabaron hiriendo de muerte a la democracia liberal. El eslogan que consiguió movilizarlos, Tomemos el Congreso, no fue, desde luego, nada afortunado, como bien sabemos quienes conocimos de primera mano las inmensas dificultades de instaurar al fin en España una democracia parlamentaria. Pero, como ya ocurriera con los seguidores del 15-M, reflejan un estado de ánimo de profundo malestar con la democracia realmente existente que no podemos descalificar sin más. Sobre todo, porque, como pudo verse en la encuesta de Metroscopia del pasado domingo, sintoniza bien con el sentir general de una importante mayoría de los ciudadanos. No es, pues, un movimiento aislado de un supuesto grupo antisistema, sino la expresión de un extendido hartazgo con nuestro funcionamiento institucional que ha de observarse con la máxima atención y respeto.

Podremos estar más o menos de acuerdo con lo que proponen, pero lo que sí que no son estos movimientos es “antipolíticos”, sino todo lo contrario. No hay nada más político y democrático que la divergencia, el cuestionamiento de todo, la contestación. Como decía Bernard Crick en su maravilloso libro En defensa de la política, “la política como actividad merece ser honrada como la clave de la libertad, por encima del comportamiento de los políticos”. Y, añadiríamos, más allá de lo que las instituciones formales de la democracia son capaces de atrapar, integrar o reflejar. Porque este es precisamente el problema, que el sistema ha dejado de conectar con voces y sensibilidades políticas que buscan su acomodo sin encontrar un medio institucional que se lo permita. Esto es lo grave y lo que nos debería hacer pensar. La carga de la prueba recae sobre el sistema de partidos, no sobre quienes se sienten defraudados por él.” (Fernando Vallespín, Política y “antipolítica”, artículo publicado en El País el 11 de octubre de 2012)

  1. De una forma indirecta, aparecen en el texto las dos concepciones de la política que hemos estudiado. Explica qué sentidos adquieren en el texto, y como es posible que haya política “antipolítica”. (1 punto)
  2. Valora la actuación de las instituciones políticas y de la sociedad desde las dos corrientes mayoritarias en lo que respecta a las relaciones entre ética y política. (1 punto)