Pasar al contenido principal
En torno a las relaciones humanas y los buenos consejeros
"Nada es menos sincero que la manera de pedir y dar consejos. Aquel que los pide parece tener una deferencia respetuosa hacia los sentimientos de su amigo, aunque no piense más que en que éste apruebe los suyos propios y en convertirle en un garante de su conducta. Aquel que aconseja paga la confianza que se le presta con un celo ardiente y desinteresado, aunque a menudo los consejos que da no buscan más que su propio interés o su gloria"
(François de la Rochefoucauld, Máximas y reflexiones diversas)