Pasar al contenido principal
Palabras que nos hacen y nos deshacen

Repasó mentalmente todas las palabras que le habían hecho hasta entonces: -Te odio. -Inútil. -Márchate. -Debería haber abortado. -Eres un estorbo. -Despedido. -Ya no quiero verte más. -Se acabó todo. Después escuchó la que iba a deshacerle por completo: -Culpable, pena de muerte. Las palabras no son nunca solo palabras.